La Cacería

Hoy, por accidente al momento de archivar algunos mails que tenía en la bandeja de entrada, me encontré con este escrito un tanto raro y místico, con fecha del 2006, de pronto se me vinieron a la mente muchos recuerdos y anécdotas de los amigos cuando nos poníamos a filosofar, entre ellos, el buen amigo Erick, a quien le gustaba escribir y traía una onda entre psicodélica y religiosa en ese entonces. Aquí les dejo un escrito de mi buen amigo Erick que en ese entonces me envió al correo y lo recordé de pronto por habérmelo encontrado por accidente..

Saludos a Erick y toda la banda que nos frecuentábamos en ese entonces. Veré si puedo recuperar los cortometrajes que se hicieron en aquellos tiempos..

La  Cacería: por Erick Mendoza Peña

En una noche fría y de tinieblas donde solo se pueden escuchar los chillidos de las criaturas nocturnas, se enfrentan un cazador y su presa, una bruja que a lo largo de los años ha hecho mucho mal…

-por fin estas en mis manos diana…

-crees que podrás vencer, mas estas muy equivocado pues aquí

Vas a perecer…

-suficiente…

Dijo el cazador y lanzo un disparo de su arma

-acaso eso es todo lo que puedes hacer…

-en el nombre de mi señor te ordeno que te rindas y perdonare tu vida…

-y yo te digo a ti que en el nombre de los 776 de la primera generación que yo no me apiadare ni de tu alma…

-no puedes hacer nada pues yo me revisto con la armadura de Jehová…

Se escucho un estruendo y los cielos empezaron a llorar…

-y la palabra de mi dios es mas cortante que cualquier espada de dos filos penetrando carne, hueso, tuétano y espíritu…

En ese momento la bruja sintió dolor en su alma pues no solo estaban los estragos físicos sino que una guerra espiritual y un confrontamiento muy fuerte estaba sucediendo…

-si quieres vivir tendrás que huir.

-el que teme huye, mas a que he de temer si mi dios es conmigo…

El espíritu del caballero de la antigua orden era fuerte y no temía a nada, mientras que el espíritu que yacía en la bruja se retorcía y debilitaba, pues escrito esta que los demonios creen en dios y tiemblan y mientras continuaba el combate espiritual el caballero se iba acercando poco a poco a la bruja, quien cada vez se veía mas amenazada pues su magia no surtía gran efecto en el y no podía encontrar duda o temor en su corazón…

-ciertamente eres valiente y confías en tu dios caballero, ¡mas tu señor no te ha dado autoridad para matar!…

-el deber de un caballero es exterminar la maldad y los medios no importan, ya sea que te redimas o que mueras con mi hoja…

-debes saber que ninguno de nuestra raza se da jamás por vencido…

-y conocerán mi nombre como el señor cuando desate mi ira sobre ellos…

El caballero continuo avanzando poco a poco mientras la bruja retrocedía y se exhaustaba lentamente.

-ya no tienes a donde huir bruja, acepta al señor y deja que tu alma sea perdonada para que puedas llegar a la gloria de Dios…

-ese no es el destino de mi raza y tu lo sabes…

-pues la salvación es por gracia para que nadie se glorié por tanto es para todos… que así sea…

Estando a unos cuantos metros de ella desenvaino su espada, se disponía a darle el golpe de muerte cuando en ese momento ella conjuro a uno de los espíritus de los garuo o como se les conoce mejor en el léxico común “licántropos”.

-espíritu de la noche dame un protector pues temo sentir la ira de este señor

y  en ese momento como de la nada apareció la bestia…

-déjala en paz…

Grito la bestia con gran furia…

-pues he aquí que os doy potestad de hollar sobre serpientes y potestades… y tu no eres excepción alguna… pues eres un espíritu demoníaco por lo tanto caerás ante el nombre de Jehová rey de reyes y dios de dioses…

-suficiente mortal… te desollare y me alimentare con tus entrañas…

El caballero se preparo para una feroz batalla de la cual solo saldría vivo sino dudaba de que su señor estaba con el… en un enfrentamiento que pocos ojos han presenciado se manifestó una gran batalla en la cual enviados de Dios y Satanás eran los contendientes…

-tu raza de garous es tan maldita y despreciada como la de Aradia y la de los cainitas…

ni si quiera se pueden soportar entre ustedes… sus guerras particulares han llegado a mi raza durante mucho tiempo y ahora nosotros los hijos de Dios estamos reclamando lo que nos corresponde… pues ustedes espíritus inmundos solo nos han envidiado pues el nos ha favorecido de entre toda la creación… envidia y malicia es lo único que existe en sus corazones desde el nacimiento del hombre le han envidiado… pero ahora en el nombre de dios todos ustedes están cayendo…

Pues desde el principio el señor dijo que nosotros los mallugaremos en la cabeza y ustedes nos mallugaran en el calcañar…

-tu raza es tan débil que tienen que mantenerse con eso para poder sobrevivir…

-tu veneno no sirve pues mi señor dice que comeremos cosa mortífera y no nos hará daño… ahora prepárate para volver de donde viniste…

-es hora de acabar con toda tu alarderia caballero…

el lobo arremetió feroz contra el caballero quien fue herido por sus garras, mas eso no fue suficiente pues en menos tiempo del que su enemigo lo imagino, la espada del cazador atravesó el pecho de la bestia dejándola sin aliento , así con un garuo muerto y sangre en su cuerpo el cazador se dirigía a su principal presa… mas la noche aun era joven y lloraba la caída de uno de sus hijos pues ya eran pocos… mas el joven cazador también comprendió que no debía morir pues los de su orden también eran pocos…

-muy bien bruja aceptas a dios en tu vida y le pedirás perdón?

-creo que no caballero, pero no dudes en hacer tu deber pues ya estoy cansada y la noche llora, mi raza se extingue y debilita, pero solo te haré una pregunta antes de que uses tu hoja, que vas a hacer cuando ya no existan los de mi raza o la raza de los garou y de los cainitas…

-me temo que ese día no llegara, pero si acaso llegase a pasar solo viviré hasta reunirme con mi dios…

-valiente cazador gloriosa es tu noche pues has acabado con dos de los hijos de la oscuridad…

-no hay gloria en mis actos sino en mi Dios quien me da la fuerza y a quien ruego por tu alma…

-que así sea cazador…

El caballero hizo una pequeña oración y después de eso clavo su espada en el frágil corazón de una bruja… la noche se estremeció y en medio de un bosque estaban los cuerpos de dos criaturas de las tinieblas…

-perdóname señor pues he pecado…

y entonces se retiro del lugar…

Share This:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *