Antes, mis sábados por la noche solían ser un poco diferentes..

Definitivamente la vida de señor ha tocado a mi puerta. Ahora, el sábado por la noche la dedico a terminar pendientes de la casa como todo buen doño 🙁

Share This: